Qué tener en cuenta al contratar un Diseñador Gráfico

Guía de consejos para evitar dolores de cabeza.

Varias veces a la semana recibo consultas de gente que quiere saber si las propuestas de diseño que recibieron son correctas.

Ni hablar la cantidad de veces que comenzamos a trabajar con un nuevo cliente para descubrir que sólo tiene su logo en JPG o PNG de baja calidad.

Por eso armé este post, para darte algunos consejos, recomendaciones, tips y vocabularios que te van a ayudar a entender mejor a tu diseñador y negociar con él.

Antes de comenzar, me gustaría destacar que los más importante a la hora de contratar (más allá del acuerdo que hagas) es el felling que sientas. Pensá que esta persona va a ser la encargada de representar visualmente lo que tu negocio, productos o servicios representan. 

1. Chequear el estilo

La mayoría de los diseñadores tienen un estilo bastante definido. Pedile su portfolio y analizá si su estilo es lo que estás buscando. Sin importar quién te lo haya recomendado.

Si contratas a un diseñador con un estilo muy distinto a lo que estás buscando, el trabajo terminará siendo un tire a afloje totalmente desgastante entre la identidad que él quiere/sabe plasmar y lo que vos tenes en tu cabeza.

2. Asegurar la entrega en formato editable

Tener los editables te garantiza conservar tu marca y editarla libremente cuantas veces quieras; con cualquier diseñador. Si pagaste por el diseño; es tuyo.

Un creería que esto se sobreentiende así, pero los nuevos diseñadores consideran que el diseño es de ellos y no entregan los editables, sólo proporcionan el formato imagen. Por eso recomiendo dejar bien en claro este punto para no tener inconvenientes en la entrega final.

3.  Preguntar por el proceso de trabajo

Un diseñador que conoce su trabajo, puede decirte los pasos a seguir una vez aceptada la propuesta y en cuanto tiempo, estimado, podrás tener tu logo listo.

Es muy importante que como primera medida el diseñador te entregue un brief para completar. Este documento recopila información sobre tu negocio, tu competencia, tu público objetivo, lo que queres transmitir, etc. Lo que completes se tomará como base para el desarrollo del diseño.

4. Que pueda guiarte

Es muy importante que tengas en claro qué queres transmitir con el diseño y puedas transmitirselo a tu diseñador. Ya que él no es sólo alguien que maneja las herramientas para «hacer el dibujito», también actúa como consultor y tiene que saber guiarte en cuestiones como: iconografía, fuentes, formas, colores, etc.

Sobre todo porque muchas veces al momento de pedir un diseño no tenemos muy en claro lo que queremos transmitir.

5. Que trabaje con bocetos

Trabajar con bocetos a mano, antes de la digitalización, para definir ideas y pulir conceptos ahorra mucho tiempo. 

Hace que el ida y vuelta del diseño sea más rápido y ágil. No esperes a ver el diseño terminado para opinar, pedí avances progresivos del proyecto.

6. Que se tome el tiempo de conocerte

Realizar un buen diseño requiere conocer muy bien al cliente. Así que preparate para dedicarle tiempo e información al diseñador. 

Pensá que estás pidiéndole que realice una síntesis y representación de todo lo que vos o tu negocio son.

7. Que el diseño es una construcción

Como venimos mencionando en los diferentes puntos, realizar un diseño requiere de un trabajo constante por ambas partes. 

No te embarques en diseños, o re diseños, en períodos que sepas que vas a tener picos de demanda o mucho trabajo. Sino lo único que logras es extender y entorpecer el proceso.

Espero que estas líneas te permitan trabajar de forma más coordinada con el diseñador que elijas; y si tenes alguna consulta en cuanto a conceptos o propuestas que te enviaron; no dudes en contactarme.

Vero Previale

Vero Previale

Quiero ayudarte a desarrollar una estrategia de marketing y ventas para que no pases más noches sin dormir preocupado por vender más. Hace más de 15 años trabajo con empresarios y profesionales que quieren: hacer crecer sus negocios, conseguir más clientes y aumentar sus ventas. Se que tu negocio tiene el potencial para a captar el interés de potenciales clientes; generando consultas y pedidos.

¿Te gustó? ¡Compartilo!

Facebook
LinkedIn
Twitter
WhatsApp
Email
Abrir chat