La Comunicación ¿es un Gasto o una Inversión? - Rhetoriké

La Comunicación ¿es un Gasto o una Inversión?

Esta es una pregunta tramposa ya que las 2 opciones, gasto e inversión, pueden ser correctas. Veamos ambas posturas.

Tradicionalmente las empresas e instituciones han visto a la comunicación como un gasto, una frivolidad si se la define como relaciones públicas; actividades y acciones de las cuales no pueden medirse los resultados. Tienen razón. Cuando se emplean herramientas aisladas, sin definir objetivos claros, públicos específicos (target) o formas de evaluación, lo que se está haciendo es: tirar el dinero.

Ahora bien, la comunicación también puede ser una inversión, una muy buena. Los beneficios pueden no verse una vez finalizada la misma, pero están y pueden medirse tanto cuali como cuantitativamente. Pasemos a ejemplos concretos:

  • Hacer conocer el producto/servicio, más las ventajas que brinda, facilita su venta, al mismo tiempo que posiciona la marca en la mente del consumidor.
  • Establecer canales de comunicación fluidos con el personal, baja el nivel de ansiedad y la generación de rumores produciendo un mayor entendimiento de los objetivos de la empresa y los procedimientos para alcanzarlos.
  • Generar cohesión en el equipo de trabajo y comprensión del propósito de la labor realizada, se traducen en un menor porcentaje de ausentismo y accidentes de trabajo.
  • Dar a conocer las acciones de la compañía también puertas adentro genera una mejor atención a los clientes, lo que facilita la fidelización de los mismos.
  • Planificar la pauta de medios para conseguir mayores beneficios y una presencia constante en la mente de los compradores.
  • Participar en ferias y exposiciones permite hacer nuevos contactos y generar recordación de marca.
  • Implementar campañas de lanzamiento, reposicionamiento o recordación de un producto/servicio facilita las ventas.
  • Realizar acciones para obtener los datos de actuales y potenciales clientes permite planificar cientos de nuevas acciones para incrementar las ventas, fidelizarlos o captarlos.

Estas son sólo unas pocas del sin fin de estrategias que las empresas pueden utilizar a la hora de invertir en comunicación, cuyo fin será generar credibilidad y buena voluntad en los públicos.

Cambiar los hábitos de comunicación y construir una buena imagen no es algo que se haga de la noche a la mañana. Lo más importante es tener: constancia y coherencia.

Related Posts

Escribinos por WhatsApp